sábado, 18 de febrero de 2017

Sensation-Seekers: "Frisky, but more risky"

¿Alguna vez has escuchado el término "sensation-seeking"? ¿Sabes lo que significa? No te dejes engañar por la terminología inglesa, la razón de su uso es puramente pragmática. Literalmente podríamos traducirlo como "búsqueda de sensaciones". Para mí este concepto fue personalmente relevante el día en el que un compañero de carrera me lo planteó para definir su necesidad imperiosa de aprender y vivir nuevas experiencias: Sensation-seeker. Lo dijo de broma, pero me encantó y me motivó a investigar. El concepto corresponde a un rasgo de personalidad, descrito por primera vez por Marvin Zuckerman en 1969, que consiste en la tendencia de un individuo a buscar placer sensorial, cambio, novedad, a experimentar sensaciones complejas e intensas. Estas personas que suelen ser tachadas de "inestables" o "impulsivas", no son más que seres necesitados de un continuo aprendizaje, de vivir experiencias enriquecedoras, de salir una y otra vez de su zona de confort. En ausencia de estímulos intensos se aburren fácilmente y un profundo sentimiento de vacío les impulsa o motiva a buscar desesperadamente este tipo de experiencias con cierto grado de riesgo, real o percibido, ya sea a nivel físico, psíquico, financiero, legal o emocional. Esto es, lo mismo se aventuran a realizar un viaje en solitario a un país en vías de desarrollo como se sumergen en una relación de pareja pasional inestable, se adiccionan a un deporte de riesgo o emprenden invirtiendo todas sus fuerzas y energías en el proyecto.


Subcategorías o componentes del rasgo

El sensation-seeking puede ser dividido en 4 subcategorías:

- Adventure-seeking (buscador de aventuras): Preferencia por actividades al aire libre que incluyan experiencias inusuales o de riesgo.

- Experience-seeking (buscador de experiencias): Búsqueda de experiencias mentales o sensoriales no convencionales.

- Desinhibición: Preferencia por actividades en las que se está "fuera de control", esto es, fiestas salvajes, abuso de alcohol, drogas o actividades ilegales.

- Susceptibilidad al aburrimiento: Intolerancia a la repetición, a la rutina, monotonía o a personas aburridas,

Causa y origen: El Sensation-seeker, ¿nace o se hace?

Como bien hemos descrito previamente, este concepto corresponde a un rasgo de personalidad, luego se entiende que el componente genético es altamente influyente. Es decir, los padres con un alto grado de sensation-seeking tendrán con mayor probabilidad hijos que puntúen alto en este rasgo.

¿Es el "sensation-seeker" el niño hiperactivo convertido en adulto?

Existe una fuerte y clara evidencia de que el "sensation-seeking" está estrechamente ligado a la madurez puberal y su variación en el tiempo cumple un patrón curvilíneo en forma de U invertida. La intensidad aumenta desde la niñez, llegando a su punto álgido en la adolescencia y decrece o se estabiliza a partir de ahí. Esto explica la exacerbada vulnerabilidad de los adolescentes a realizar actividades de alto riesgo.

En las últimas decadas, como muchos de vosotros sabéis, con raíz en E.E.U.U., se ha disparado la moda entre los profesionales de psiquiatría de diagnosticar (alegremente) a menores con el trastorno de hiperactividad y déficit de atención (TDAH) -gracias a Dios los numerosos estudios actuales están tirando por tierra esta absurda tendencia- y de medicar a éstos con derivados de anfetaminas. Con esto no estoy afirmando que el problema no exista, sino destaco que el sobrediagnóstico realizado en este último cuarto de siglo es casi criminal. Según la definición del rasgo de personalidad "sensation seeking" en la amplia literatura encontrada en Internet, podríamos pensar que estamos hablando del mismo trastorno que el de la hiperactividad, pues el número de puntos compartidos es casi idéntico (impulsividad, hiperactividad, entre otros). Si a vosotros este curioso dato no os dice nada, me voy a atrever a compartir la conclusión a la que me hace llegar a mí: Mientras que el niño es manipulable en cuanto a conducta se refiere, pues no tiene ningún tipo de poder de decisión a nivel legal, el adulto deja de serlo, teniendo absoluta decisión sobre los tratamientos de sus conductas siempre y cuando éstas no sean peligrosas o amenazantes para la sociedad, luego es fácil encasillar al menor en la categoria de "trastorno" y farmacológicamente adaptarlo a la norma del colectivo de su edad, mientras que el adulto no deja tanta opción a la manipulación y permite como máximo describir su conducta como un "rasgo de personalidad", una característica o una parte de su carácter. Más datos sobre el tema no hay o yo no los he encontrado, pero dejo el debate abierto para invitar a reflexionar sobre esta problemática, a mi juicio un escándalo que no debería ser lo ignorado que está siendo.

Si te interesa este debate, puedes informarte más leyendo este artículo

¿Problema o virtud?

Como todo en esta vida, la variabilidad produce riqueza, y cada personalidad tiene mucho que ofrecer, tanto negativo como positivo. Igual que una persona que puntúa alto en introversión como rasgo de personalidad podrá ser más reflexiva, creativa o harmoniosa, también podrá perderse millones de oportunidades, ser tímida, miedosa o poseer menos competencias sociales. Este ejemplo no deja de ser un suponer, pero pretende reflejar el dualismo que todo individuo lleva consigo, incluyendo a aquél que puntúe alto en el rasgo "sensation-seeking". ¿Inestable? ¿O en constante desarrollo? ¿Caprichoso? ¿O curioso? ¿Loco? ¿O le gusta disfrutar de la vida? Si presentar este rasgo es un problema o una virtud dependerá del prisma con el que se esté mirando.

Comportamientos tipicos: Qué dicen los estudios

Los estudios realizados hasta ahora otorgan datos que evidencian una diferencia significativa en el nivel de sensation-seeking en función del género, puntuando más los hombres que las mujeres. También relacionan el sensation-seeking con el exceso de velocidad en carretera, además de con el incumplimiento de las normas de tráfico y comportamientos de alto riesgo relacionados con accidentes o choques, siendo estos tres últimos factores igual de frecuentes en hombres que en mujeres.

El abuso de alcohol y su relación con este rasgo de personalidad también han sido estudiados, obteniendo una relación de refuerzo bidireccional. El abuso de otras drogas parece tener una relación similar con el grado de sensation-seeking.

Otro dato interesante es la tendencia de este tipo de personas a involucrarse en comportamientos sexuales de alto riesgo asi como promiscuos. Estas conductas se relacionan estrechamente con el subcomponente "desinhibición". También se encuentra un porcentaje alto de infidelidades en sensation-seekers involucrados en relaciones afectivas de compromiso.

Además, se encuentra frecuentemente una preferencia por música tipo "hard rock" frente a música clásica instrumental, debido al arousal o activación que supone la primera. Disfrutan más de arte y pintura surrealista que de la expresionista o realista, además de inclinarse claramente por piezas de arte de contenido inusual o excéntrico (como por ejemplo contenido agresivo, violento o relacionado con la muerte).

Por último y no menos significativo, cabe decir que los sensation-seekers tienden a buscar trabajos estimulantes, sociales, novedosos, dinámicos, impredecibles y con cierto grado de riesgo, frente a los que puntúan bajo en el rasgo que prefieren trabajos rutinarios, seguros, estructurados y con tareas definidas.


¿Y tú? ¿Te definirías como un sensation-seeker?




¡Nos leemos pronto!


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿QUÉ TE HA PARECIDO EL ARTÍCULO?
Te invito a compartir aquí tu opinión, sugerencia, impresión o a empezar un debate sobre el tema que acabas de leer...